Así hacen todas

Chaste Suzanne Felix Vallotton 1922

Es el 7 de diciembre. El Teatro alla Scala presenta la nueva temporada lírica con una versión de Así hacen todas. A Susana le gustaba asistir al estreno de la temporada, aunque se había convertido en un escaparate para muchas personas. A ella la ópera lírica le encantaba. No le importaba lucir su mejor traje de noche, le interesaba la música. Se había casado con un hombre adinerado que no tenía intereses fuera de su trabajo. Por lo tanto, siempre acudía al Teatro sola. Esta vez tenía que compartir el palco con dos hombres desconocidos de mediana edad. El estreno estaba a punto de empezar y los dos estaban cuchicheando ¡Qué molestia! ¿De qué están hablando por aquí tan calladamente? El guion se fundaba en el intercambio de parejas, en la volubilidad del amor, en la infidelidad de las mujeres y sobre todo en la falta de principios morales de los hombres. Al terminar la representación, cuando ya se había puesto su abrigo rojo y su sombrero brillante los dos hombres se le acercaron y le pidieron que se quedara un rato. Tenían que hablar con ella. Ya conocía la situación por estar al tanto de que a menudo, al final de las óperas, dos hombres trataban de cortejar a las mujeres solas, apostando por cuál de ellos hubiera sido el elegido. Sus calvas cabezas relucían bajo la luz, sus miradas lúbricas no daban lugar a dudas. Los ojos negros y profundos de Susana sostenían esas miradas con desafío. Casi a burlarse de ellos. “Así hacen todas, pero yo no, y menos con vosotros” dijo. Se levantó e se fue a la salida del Teatro.

Llueve a cántaros en la ciudad mientras Susana regresa a su hogar riéndose a más no poder.

Raffaella Bolletti