Azul

La niña cogió el cuaderno que tres años antes le regaló su madre por el día de su cumpleaños y que había usado para pintar todos los azules del mundo. Ahora su madre estaba enferma en la cama blanca de un blanco hospital. La niña fue a visitarla y la madre le cogió la mano. La pequeña le dio el cuaderno donde había pintado el azul del cielo y el azul del mar que su madre ya no volvería a ver. Y, en la última página, el azul cobalto, un azul claro y oscuro al mismo tiempo. El azul que encierra todos los azules del mundo. El azul de los ojos de su madre..

Massimiliano Gaspari